Peluches

Regalar un peluche a su pareja

 

Los peluches más románticos suelen ser los ositos, además algunos ya vienen con un corazoncito como el de la imagen a la derecha. El regalo perfecto para el día de los enamorados, o para su cumpleaños. Si el peluche es pequeño, lo podrá llevar al trabajo y colocar encima de su mesa - supone una alternativa original al típico porta retratos. También hay pequeños peluches que se pueden colgaren el interior del coche y resulta un regalo muy gracioso.

Peluches para adolescentes

 

La adolescencia es una de las etapas más volátiles del ser humano y mientras que si le regalas un peluche a un adolescente chico, es posible que te lo tire a la cara (salvo que seas su novia), si le regalas uno a una chica adolescente, sin duda habrás acertado. De lo contrario a peluches para bebés, para una adolescente, cuánto más grande y llamativa sea su peluche regalo mejor. Peluches enormes de perros, grandes osos, incluso personajes del mundo de Disney como Mickey o Minnie. Al abrir su peluche regalo, si exclama "!Ay, qué MONO!", sabrás que has acertado.

Peluches para niños

 

A todos los niños les gustan los peluches, así que regalar uno a este colectivo es muy fácil. Cuánto más edad tengan, menos cursi debe ser el peluche, especialmente en el caso de los chicos. Hay peluches que también son títeres y también peluches que sirven como mochilas o estuches para los más mayores.

Regalar un peluche a un enfermo

 

Las estancias en el hospital o las enfermedades largas en casa suelen ser muy pesadas, y si quieres hacerle un regalo a un enfermo que no sea el típico libro o planta, un peluche es una buena opción. Además, podrías disfrazar el peluche de "paciente", para darle más gracia al regalo.